OSSE: Restringido de 11 a 17
16/06/2017

Comenzaron ensayos para obtener combustible de desechos de la caña de azúcar

Esta tecnología puede ser una solución energética, ambiental y productiva para el norte argentino.

Especialistas de la Red de Biomasa del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) realizaron en el país el primer ensayo a escala industrial para producir pellets (combustible estandarizado), a partir de residuos del sector azucarero.

Esta tecnología puede ser una solución energética, ambiental y productiva para el norte argentino.

Actualmente el único antecedente es el uso parcial en su estado natural en calderas bagaceras de ingenios azucareros, que buscan complementar al bagazo que escasea debido a la demanda energética de la producción de etanol.

Su aplicación como pellet puede dar una mayor confiabilidad y diversificar el consumo hacia la media y baja escala, incluso para aplicaciones domésticas en reemplazo del gas licuado de petróleo y el gas natural.

El cultivo de la caña de azúcar es la base de la economía regional en el noroeste, con 365 mil hectáreas cultivadas y una producción anual de 20 millones de toneladas por molienda. Esta actividad industrial genera 45 mil puestos de trabajo directos e ingresos por aproximadamente ocho millones de pesos anuales, sin embargo, los residuos que se generan no son aprovechados, lo que implica un problema ambiental que se acentúa a medida que crece la producción.

Con el objetivo de aprovechar los desechos de la cosecha, especialistas de la Unidad Técnica Valorización de Recursos Biomásicos de INTI-Tucumán llevaron adelante el primer ensayo a escala industrial de conformado de pellets en la ciudad santafesina de Rafaela.

El mismo se realizó con máquinas disponibles en el mercado, lo que permitió reunir pautas técnico-económicas para el diseño, en el corto plazo, de un modelo de negocios rentable, apuntando al desarrollo de un nuevo biocombustible para aplicaciones industriales de alcance regional, que cumpla con los estándares mínimos de calidad para su uso en equipos de combustión.

El trabajo contribuirá al desarrollo regional porque apunta a resolver un gran problema de contaminación ambiental, diversificar la matriz energética, agregar valor a un residuo agrícola y mejorar la competitividad de los productores cañeros”.

El ensayo se enmarca dentro de las acciones que lleva adelante el Instituto, que este año conmemora su 60º aniversario, con el objetivo de fomentar el aprovechamiento y valorización de recursos biomásicos (materiales orgánicos utilizables como fuente de energía) en todo el país.

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados