OSSE: Restringido de 11 a 17
09/11/2017

El presidente Macri presentó a los gobernadores la propuesta de consenso fiscal

El Presidente presentó a los gobernadores la propuesta de consenso fiscal que impulsa el Gobierno Nacional y que incluye, entre otras, la reforma tributaria.

El presidente Mauricio Macri presentó formalmente a los gobernadores la propuesta de consenso fiscal que impulsa el Gobierno Nacional y que incluye la reforma tributaria, la sanción de la ley de Responsabilidad Fiscal, el desistimiento de los juicios contra el Estado y la solución al diferendo por el Fondo del Conurbano Bonaerense.

La reunión que encabezó el Jefe de Estado en la Casa Rosada, con la participación de ministros nacionales, proseguirá el jueves de la semana próxima para abrir un cuarto intermedio para que las provincias analicen los detalles de la propuesta oficial.

 “Vamos a trabajar con cada una de las provincias este acuerdo, escuchando inquietudes y contribuciones para que el consenso fiscal sea el mejor posible”, remarcó el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, en una conferencia de prensa que ofreció luego, junto al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

La Reforma Tributaria que presentó el Gobierno tiene como objetivos promover la inversión, la competitividad y el empleo de calidad.

Busca avanzar hacia un sistema tributario más equitativo, eficiente y moderno, reducir drásticamente la evasión impositiva, cumplir con las metas fiscales y avanzar hacia un desarrollo sostenido.

Para ello plantea la modificación de los tributos relativos a los aportes y contribuciones de la seguridad social, el Impuesto a las Ganancias corporativas y personales; transferencias de inmuebles y el IVA (Impuesto al Valor Agregado).

También sobre los impuestos internos, a los créditos y débitos bancarios e Ingresos Brutos, sellos y la eliminación de las aduanas interiores - previo acuerdo con las provincias – y tributos ambientales a los combustibles que emiten gases de efecto invernadero.

La norma propone que tanto la reforma tributaria nacional como la provincial se implementen en un plazo que puede ir de uno a los cinco años, de acuerdo con cada modificación específica.

La gradualidad otorga previsibilidad a los cambios y asegura la sostenibilidad fiscal de la reforma y sigue los ejemplos de Chile y Uruguay.

Frigerio señaló que durante los próximos días el Gobierno seguirá debatiendo con las provincias los impactos particulares de las propuestas para que cada jurisdicción pueda “hacer sus números”.

“Los tiempos son perentorios. Por eso nos dimos sólo una semana de cuarto intermedio para terminar de discutir”, añadió.

En tanto, Dujovne dijo que “los lineamientos básicos que presentó el Presidente de ir gradualmente al equilibrio de las cuentas públicas tiene que alcanzar para cubrir los gastos e inversiones”.

Señaló que el acuerdo incluye que “dejar atrás el problema de la judicialización” por los diferendos que existen entre la Nación y las provincias y de las provincias entre sí.

“Lo que hace es aumentar el federalismo y no disminuirlo”, añadió.

Sostuvo que “están jugando dos reformas tributarias a la vez: la de los impuestos nacionales, que tiene un impacto neutro para las provincias, y una propuesta de reforma de los tributos provinciales, en la cual las jurisdicciones van a ir gradualmente bajando ingresos brutos”

Explicó que esa disminución se produciría “justamente con los ahorros que logran, producto del incremento de la masa coparticipable por recibir gradualmente el 15 por ciento que antes iba hacia la Anses y que este Gobierno, en un gesto de federalismo, les reconoció”.

“Ello sumado a los ahorros que genera la ley de responsabilidad  fiscal, que fue discutida en el Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal, con el acuerdo de todas las provincias”, remarcó Dujovne.

Afirmó que las modificaciones derivarán en “menos impuestos distorsivos, pero muchos más mecanismos de distribución automática de recursos”.

“Estamos desandando un camino de la discrecionalidad hacia la automaticidad, y todas las decisiones que se toman en término de tributos están siendo negociadas y acordadas con las provincias sin ninguna imposición del Gobierno nacional”, puntualizó el Ministro de Hacienda.

Dijo que “hay aspectos de la reforma tributaria nacional y provincial que no tienen cuestionamientos, porque vemos un consenso enorme en la necesidad de sacarnos de encima los impuestos que hoy están impidiendo que la Argentina pueda crecer más rápido, crear más empleo, ser más competitiva y productiva”.

Dujovne destacó las conversaciones que la Nación mantuvo en los últimos días “con todos los sectores involucrados”, entre ellos autoridades de Tierra del Fuego, productores de electrónica, de vino y el sector del azúcar”.

El Gobierno enviará el lunes próximo al Congreso el proyecto de Reforma Tributaria para que comience a ser tratado por las comisiones con el objetivo de que logre sancionarlo antes del Presupuesto para 2018.

En ese aspecto, Frigerio resaltó que “los tiempos son perentorios y por eso nos dimos sólo una semana de cuarto intermedio para terminar de discutir”.

Respecto del reclamo de Buenos Aires por la restitución de la masa que le corresponde del Fondo del Conurbano, indicó que “hemos presentado una propuesta que no afecta los recursos de las provincias”.

“Así que entendemos que también es recibido de manera satisfactoria por todas las jurisdicciones”, añadió.

La propuesta, que significa cambios en la distribución de la coparticipación de algunos impuestos, les permitirá a las provincias conservar la misma cantidad de recursos que tienen al día de hoy.

En tanto que Buenos Aires tendrá una compensación de 20 mil millones de pesos, cifra que se incrementará de manera gradual en los años subsiguientes.

Frigerio explicó que en el marco de las nuevas condiciones, la provincia “acepta retirar su reclamo en la Corte Suprema de Justicia, con una solución gradual al tema del Fondo”.

Participaron los gobernadores Gerardo Morales (Jujuy), Juan Urtubey (Salta), Gildo Infrán (Formosa), Hugo Passalacqua (Misiones), Domingo Peppo (Chaco), Claudia Ledesma Abdala (Santiago del Estero), Lucía Corpacci (Catamarca), Sergio Casas (La Rioja), Juan Manzur (Tucumán), Juan Schiaretti (Córdoba).

Miguel Lifschitz (Santa Fe), Ricardo Colombi (Corrientes), Gustavo Bordet (Entre Ríos), María Eugenia Vidal (Buenos Aires), Horacio Rodríguez Larreta (CABA), Carlos Verna (La Pampa), Alfredo Cornejo (Mendoza), Sergio Uñac (San Juan), Alberto Weretilneck (Río Negro), Mariano Arcioni (Chubut) y Rosana Bertone (Tierra del Fuego).

También los vicegobernadores de San Luis, Carlos Ybrhain Ponce, y de Santa Cruz, Pablo González, y el ministro de Economía e Infraestructura de Neuquén, Norberto Bruno.

Además de Frigerio y Dujovne, concurrieron el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña; los secretarios de Coordinación Interministerial, Mario Quintana, y de Coordinación de Políticas Públicas, Gustavo Lopetegui, y el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó.

Copyright© 2017 - laseptima.info - Todos los derechos reservados